fbpx

Sin categoría

Categoría

Archivos

Elegir el destino para tu luna de miel no es tarea fácil. Hay muchísimas opciones: playas, ciudades, lugares románticos, divertidos, etc. Además, hay que planear todo el viaje para aprovechar al máximo el tiempo que pasarás con tu pareja.

Si aún no sabes a dónde ir este divertido quiz te dirá cuál es el mejor lugar para tu luna de miel según tu personalidad. Nada mejor que visitar un lugar que vaya acorde a tu persona y a tus gustos.

¡No olvides compartirnos tu resultado!

¡Empieza!

0 Comentarios
|

¿Lista para dar el gran paso? Aunque no lo creas, antes de casarte debes leer estos libros, qué si bien no son manuales para un perfecto matrimonio, si te ayudarán a conectarte contigo misma y a descubrir a la poderosa mujer que vive dentro de ti.

Las historias que te presentamos buscan develar mundos femeninos y sus autoras, nos llevan de la mano para reconectarnos con sentimientos, recuerdos e ideas que a veces, por la rutina o por el mero capricho de la negación, olvidamos.

Arráncame la vida Ángeles Mastretta


Ambición, matrimonio, adulterio, sacrificio y venganza: la historia amorosa de la temperamental y apasionada Catalina Asencio. Arráncame la vida narra el inicial amor sumiso de Catalina por el general Andrés Ascencio y la progresiva desvinculación de la mujer a un tiempo de su papel de subordinación conyugal y de su aceptación del contexto político que aguará los ideales revolucionarios. Novela pues, de aprendizaje de la vida y de la conquista de la propia identidad en un mundo machista.

De la misma autora, podemos recomendarte también “Mujeres de Ojos grandes” un especial de relatos cortos y aventureros donde las protagonistas para mujeres reflejan fuerza y voluntad, los ingredientes que a todas nos hacen falta ¡diario!

 

Comer, rezar, amar Elizabeth Gilbert

 

 

¿Qué hace una mujer joven, recién divorciada y sin hijos? Según la sociedad debería llorar e intentar atrapar a otro hombre rápidamente. Sin embargo, “Comer, rezar, amar” es el testimonio de una mujer que, con sorprendente franqueza, hace de este libro un ejercicio de valiente autorrevelación sobre los defectos, las debilidades, las desilusiones, los sueños rotos y los anhelos de una persona que, a pesar de todo, se sabe valiosa y digna de encontrar la felicidad.

Inés del alma mía Isabel Allende

 

Isabel Allende nos narra la vida de Inés de Suarez, una mujer española que emprende la difícil tarea de buscar a su marido en las Américas, en el proceso, y amparada por su recién descubierta viudez, ayuda a fundar Santiago de Chile.

En esta fascinante novela la autora, combina la historia real con una ficticia llena de pasión, sangre y la certeza constante de que una mujer tiene un poder propio oculto.

 

Monólogos de la vagina Eve Ensler

 

Un libro que recoge los testimonios de más de 200 mujeres. L a autora, preocupada por saber y conocer más de la vagina, nos adentra en un mundo donde las relaciones sexuales, la intimidad de pareja y el poder de decisión de las mujeres no siempre ésta claro.

Altamente recomendable, pues todas deberíamos conocer a fondo nuestra vagina.

 

Casa de Muñecas Henrik Ibsen

 

Ambientada en el siglo XIX sigue los conflictos del matrimonio de Torvaldo y Nora Helmer. Nora, es una mujer fuerte y decidida, que a raíz de varios enredos descubre la verdad de su matrimonio y de su propia existencia como mujer.

Aunque no se considera feminista, esta obra es la primera en dar un vistazo a las condiciones conyugales de muchas mujeres que, aun en nuestros tiempos, son las muñecas de su casa.

La lectura es el alimento del alma

 

Si quieres lucir bellísima en ese vestido de novia, no te pierdas Rutina de ejercicios antes de la boda.

0 Comentarios
|

Déjame platicarte, ahora que la conmoción de organizar la boda ha pasado, de aquellas cosas que si pudiera regresar el tiempo y cambiar, lo haría.


El largo del vestido

Cuando escogí mi vestido y mi velo de novia no estaba pensando en la practicidad, sino en lo que había soñado y la verdad fue muy complicado llevar un velo catedral durante toda la ceremonia.

Ojalá hubiera escogido un vestido con la cauda que se recoge. En la fiesta todo el mundo pisaba mi vestido ¡algunos invitados incluso caminaron sobre el! Por si fuera poco, el largo no me permitía moverme con libertad y ni hablamos de ir al sanitario: fue la experiencia más bochornosa de mi vida, con 4 personas dentro de la misma cabina sujetándome el vestido.

Ser fiel a tu estilo

Aunque me veía guapa, ahora que checo las fotos hubiera preferido un arreglo más acorde a mi personalidad. Soy morenita y la verdad, un poco fachosa, así que un arreglo más natural que el que me hice me hubiera gustado más. En las fotos me siento “disfrazada” porque ahora que lo veo era muchísimo maquillaje para mi ¡siento que no soy yo!

¡Todo nuevo!

Es una costumbre estrenar todo el día de la boda. Yo lo hice y te voy a dar el recuento de los daños: ámpulas en los pies, marcas de mi fabulosa y muy nueva ropa interior y un poco de irritación. Todo era de la talla correcta, pero al ser nuevo, no estaba amoldado a mi cuerpo y sufrí bastante. Creo que me hubiera gustado probar todo antes, para evitar pasar incomodidades y dolores.

Para que no cometas errores como los míos a la hora de elegir tu vestido, te recomiendo que cheques esto.

No acudir a pruebas

Creí que la fama del estilista que escogí era garantía de éxito y dejé de lado las pruebas de maquillaje y peinado, además, porque implican un gasto extra (que todas nos queremos ahorrar).

El día de la boda por más que le enseñé fotografías nomás no coincidimos ni en ideas ni en estilo con el estilista: él quería hacerme lo que “me iba mejor” y yo quería las ideas que vi en Pinterest.

Resultado: un arreglo de novia no satisfactorio.

Tipo de escote

Otra del vestido: elegí el escote strapless o corazón porque se ve fantástico, PERO siempre tienes que estártelo subiendo porque inevitablemente se resbala.

¡DURANTE TODA LA BODA! Me la pase subiéndome el vestido, reconozco que no me veía nada elegante, pero era eso o que me lo apretaran más y marcara mi piel y me dejara rozaduras de esas que duelen bastante.

Ahora me hubiera gustado escoger un modelo con tirantes o al menos soporte en un hombro, siento que de esa forma sería más cómodo.

Manicure

Todas estamos de acuerdo en que las manos deben lucir bonitas, pero yo cambiaria mi manicure. Me puse uñas de acrílico y para la luna de miel me quedé con la mitad ¡las otras desaparecieron! Definitivamente me haría un gelish para la boda en lugar de un acrílico.

0 Comentarios
|
X